sábado, 12 de marzo de 2011

ANTES DEL AMANECER (Before sunrise)




Mirad, esta película para mí tiene una aura especial, quizás sea una de las películas más románticas y verdaderas que he visto. Yo no digo que sea una obra maestra del cine, que no lo es, pero a partir de ahí nace una sinfonía que nos atrae, incluso al final yo me preguntaba si podría estar enamorado. Yo, osea yo, que soy para quien me conozca una de las personas más desapegadas de sentimientos afectivos. Bueno, aun así pensé en lo romántico que podría haber sido vivir una historia como esta. ¿Puede parecer forzada?, sí , pero no hasta el punto de parecer inverosímil o hasta el punto que digas – no, eso no puede pasarme a mí.
Vereis, voy a tratar de explicar la situación. Chico joven viaja por Europa, tratando de olvidar. Mientras se deja seducir por las ciudades, el ambiente y la cultura europea, pero ya tiene que regresar a Estados Unidos, es su último día de estancia en Europa. Justo en ese momento, en el tren Butapest - Paris, se encuentra con una chica joven, estudiante francesa que comienza a conversar con el por un acontecimiento fortuito. Después de hablar de lo mundano y lo divino, el tren llega a Viena y el mozalbete se tiene que apear. Este en honor al buen rato que han compartido le hace una loco proposición. Le dice si puede bajarse con él, compartir estas últimas 24 horas y retomar su viaje a París al día siguiente. Hasta ahí puedo leer. El resto tendrás que averiguarlo tú. Tampoco tiene más trama,… y ese es el misterio, lo exotérico y alucinante de esta película. El tema es bien simple, el amor entre dos jóvenes que se conocen una noche y viven esa noche como si fuera el último suspiro de sus vidas. La trama se acabó y no hay nada más. Pero imaginaréis que para que se hiciera con el oso de oro en el festival de cine de Berlín al mejor director, inevitablemente tendrá que tener algo más.



Claro que tiene más, pero es ya algo que entra en el terreno especulativo de cada uno. Pensareis que estoy dando largas pero es que…  es como lo siento. La película contiene para el que no esté acostumbrado a una relación de jóvenes madura, un cierto tufillo a gafapasta (entiéndase jóvenes maduros por aquellos que no son modelo del Hollywood superficial, American pie, La chica de al lado y otro puñado de comedias juveniles para adolescentes que consumen e imitan dicho modelo) o el cliché de que si la relación es entre dos intelectuales tiene que ser más culturilla que romántica. Es verdad, puede pasar eso, pero cuando uno se deja de tópicos y busca la desnudez del otro es cuando afloran las conversaciones profundas y las verdaderas relaciones. También es verdad que es muy difícil que nosotros nos bajásemos de ese tren en Viena con un desconocido, por muy bien que nos caiga. Pero… a que da ganas, cuanto me apostáis a que si somos unos estudiantes becados que viajamos por Europa viviendo la vida “Bohemè” y disponemos de tiempo, no estaríamos dispuestos a arriesgarnos a vivir una aventura. No me digáis que no, que poca gente se cree que se estudie en el extranjero con una beca Erasmus.



¿Qué harías tú si la dicha o la fortuna te pusiera el amor de tu vida y sólo tuvieses un día para disfrutar de él? Pues no sé lo que haría la verdad. Lo que si estoy seguro es que no tendría la sangre fía y lloraría como un niño. Estoy por afirmar que eso es precisamente lo que le ocurrió a Richard Linklater, el director de la cinta. Esta es una película que se basa en experiencias personales y eso ayuda a comprender la complejidad y la grandeza de sus diálogos, tan orgánicos y naturales que de hecho para una pareja de jóvenes de un nivel de formación adecuado puede ser terroríficamente creíble. Este director cuenta como en una noche había conocido el que para él era el amor de su vida, caminó toda la noche con ella por las calles… y cuenta que el saber que no se iban a volver a ver, les daba confianza para hablar y hacer confidencias personales, como a modo de terapeuta uno del otro. Bueno en la película los dos se enamoran, en la vida del director, no sé si las cosas sucedieron así o es que lo cuanta así a toro pasado. En cualquier caso, me gusta la idea de que no haya salido de ninguna novela o comic o alguna producción de los estudios anterior. Además está basada en hechos que ocurrieron con gente normal en un sitio normal y sin estrellitas ni corazoncitos.
El trabajo actoral de Ethan Hawke (Jesse) y de Julie Delpy (Céline) es extraordinario, rayando la excelencia. Parece que no, que todo es simple, todo fluye y todo es natural. Precisamente estas son unas premisas que deberían imponer como criterio principal en las escuelas y esta película como ejemplo. Su interpretación es tan orgánica que parece que están improvisando cuando en realidad todo estaba medido por guión, y os aseguro que los planos secuencia eran muy largos, con lo que no resulta fácil mantener el tipo, sobre todo en cine. Es tal el feeling interpretativo que logran mimetizarse con el personaje, incluso se nota como piensan y se conocen a sí mismos a través del otro. Es impresionante. En estas cosas es donde se empieza a disfrutar esta película. ¡Ojo!, la escena de la llamada es de lo mejor que he visto en guiones.



El guión es impresionante, con una artesanía que hila fino, pues es muy fácil a estos niveles caer en la cursilería, en el discurso ñoño, con frases hechas y pomposas, todo aderezado de una mojigatería romanticona de tres pares, pero no, es todo lo contrario. Precisamente la búsqueda de los personajes es muy equilibrada pues la personalidad de uno es el contrapunto del otro. El, joven americano un poco escéptico y cínico, en cambio ella es una soñadora empedernida.
Las estrellas, o el destino tienen su cierta significación  en esta cinta, como dice muy bien la pitonisa que consultan en Viena los personajes, les enseña que todos somos polvo de estrellas, posibilitando que todo entre ellos pueda ocurrir. Los personajes secundarios, actúan poco pero su presencia es crucial. Es algo que me ha hecho reflexionar con esta película, y es que tiene una extraña virtud, cuando la ves el criterio es subjetivo, incluso no niego que dependiendo de los ojos que la miren puede hasta llegar a aburrir, ahora bien, incluso a esta persona que pueda aburrir en medio de proyección, al término de la película tiene una rara sensación de cambio, de haber asistido a algo especial que lo marcará a la hora de afrontar ciertas situaciones. Como digo, es una película imprescindible, no tanto por su valor cinéfilo como sentimental. Pero os digo que es buena película y deja el pabellón del cine romántico bien alto, que en estos últimos tiempos está flojeando de manera espantosa.



Yo no os voy a mentir cuando pienso que esta película puede ser un hito romántico, pensaréis que exagero, pero si os digo la verdad, creo que no, que en el fondo es una oda al romanticismo más visceral, una obra que nos puede marcar mientras nosotros estamos a nuestras prosaicas rutinas, sin más anhelo que imaginar esos mundos. La verdad es que no vi el amor entre dos personas, si no la esencia misma del amor pulular por esas dos miradas. He visto como esas miradas juntas esperaban un nuevo amanecer sin más esperanza que otra hora de sombra pues los rayos del sol anunciaban la muerte, el adiós.


34 comentarios:

troyana dijo...

Hola Emilio José
a mí esta película me gustó mucho,es una película de guión,con una fotografía extraordinaria,donde los personajes se dan a conocer mientras pasean por la ciudad,pero aún me gustó más la segunda parte "Antes del atardecer",entre otras cosas,porque los protagonistas han crecido,son treintañeros,ha pasado el tiempo y el reencuentro es en París.Sus inquietudes me resultan más cercanas.
A ambas películas les dediqué una entrada y ambas me parecen dos de las mejores películas de amor que he visto,especialmente la segunda.
Un saludo!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Si, yo también lo creo así. La segunda parte es más madura. De hecho cada uno tiene experiencias que les hacen estar de lejo. No es como la primera que se advierte un poco de ingenuidad en su manera de relacionarse.
Perfectamente deacuerdo contigo. Aún no he hablado de "Antes del atardecer" (Before Sunset)porque me parecía lógico empezar por la primera parte.
Un saludo.

troyana dijo...

Te dejo enlace de las entradas que les dediqué por si tienes curiosidad,ambas en mi antigua casa virtual:

http://historias-troyanas.blogia.com/2005/062301-antes-del-amanecer.php

http://historias-troyanas.blogia.com/2005/020601-antes-del-atardecer.php

saludos!

VENUS dijo...

es una hermosa pelicula!

Javi dijo...

Muy buena entrada, Emilio. Ya había oído hablar de la pareja protagonista y de que no era una mala película romántica, cosa que es difícil de decir con la mayoría de las que caen en los estrenos de cine. La apunto y a ver si la veo pronto.
La última romántica que vi y me gustó, a pesar de ser un tanto empalagosa, soportablemente empalagosa, es El diario de Noa. Un saludo. Te sigo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Javi, gracias por pasarte, y sí, siempre uno corre el riesgo en estas películas románticas de salir muy empalagado. También es verdad, que no es menor el riesgo que corremos al enamorarnos.
Un saludo.

Lillu dijo...

Me han hablado muy bien de esta peli, pero aún no he podido verla. Siento no poder leer tu entrada pero es que soy una radical anti-spoilers, jeje. Volveré cuando la vea y juro que te leeré y comentaré :D

saluditos

Saraiba dijo...

En primer lugar, quiero felicitarte por la entrada, me ha gustado mucho. Esta es una peli que me encanta. Desde hace tiempo está en mi filmoteca y la guardo con mucho cariño.Como tu dices no es una obra maestra pero si una preciosa película que gusta ver. No es el típico film romántico con exceso de azúcar. Es una bonita historia (bien contada) que a "casi" todo el mundo le encantaría vivir, aunque quizás yo no tendría tanto valor como para bajarme del tren con un extraño ^_^

Sobre el comentario que dejaste en mi blog, decirte que no he visto "El creyente", me la apunto. Me ha sorprendido muy gratamente ambos actores de Blue Valentine asi que estaré pendiente de sus próximos trabajos, estos chicos, tienen talento!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Lillu, gracias por pasarte, y siento que haga de Spoiler, ya habrá otras ocasiones para comentar. Es muy acertada tu postura, yo haría lo mismo, pero tengo porn norma publicar entradas de películas de ya hace algún tiempo, que la gente ya haya visto, por dos razones,la primera es porque no tengo mucho tiempo para dedicar a mi hobbie y segundo, sobre películas actuales, directamente comento las entradas de otros blogs. Gradias por pasarte y opinar.
Saraiba - Mujer, todo se andará, no puedes decir de esta agua no beberé, algún día podrías encontrarte a alguien en un tren, un avión y...
En cuanto a Michelle Williams, yo tengo apuntado el biopic de Marilyn Monroe, no sé como saldrá el producto, pero el personaje, por lo que sé es muy complicado, es decir, que al menos valdrá la pena valorar el envoltorio final.
Un saludo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

P.D: Con todo, no os olvideis de visionar la segunda parte, "Antes del atardecer", porque coincido con la afirmación de Troyana. No es que la primera sea más dulce, pero la segunda es más descarnada, más autentica. Según como se mire, una es más fantástica, más onírica, más inocente en su planteamiento y otra es más madura, más verdadera. De hecho el reencuentro en París se produce de tal forma que nos... Ahhh, hay que verla.

Patri dijo...

Hola Emilio, acabo de descubrir tu blog y encima la primera entrada que me encuentro es esta delicia de pelicula. Gracias por la entrada, yo también estoy de acuerdo de lo que de pudiera ser un hito romántico, desde luego hay escenas de la talla de la escena playera de De aqui a la eternidad, por supuesto que es dificil conseguir en el cine actual el glamour que desprendian las peliculas de cine clásico pero yo no reniego de lo acutal...
la naturalidad y la dulzura que los actores transmiten es parte del encanto de la peli.
Te invito a que curioseés por el mio:
http://billieyelcine.blogspot.com/
Saludos, patri

su dijo...

Todo un placer leerte, hablando como hablas de ella no me queda más que verla... me has dejado con las ganas. Un saludo y gracias por pasarte por mi blog.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Su@ Pues muy bien, seguro que no te decepciona, tu blog tampoco decepciona. Un saludo.

Cristina dijo...

La ví hace tiempo,recuerdo la intensidad y la sensación de magia y drama a la vez. No he visto la segunda parte, buscaré un ratillo para hacerlo.
Muy buena entrada.
Un saludo

Toni dijo...

Ni idea, lo reconozco.
Pero bien valdrá la pena buscarla, si con ello consigo volver a sentir mariposas en el estómago...

Salu2

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Cristina@ si te gustó la primera la segunda es mejor.

Toni@ Si te digo la verdad, yo la descubrí tarde, ya en el 2000 y luego me pillé el pack completo.

Mario dijo...

La he visto en dos oportunidades pero por partes, cierto que es romanticismo en toda esencia, hay una química natural entre la pareja de actores que es destacable, lo que me extrañó de la película es que da la impresión de que estan improvisando pero como escribes estaban pegados a un guión con escenas de largo aliento, no sabía que había ganado en la Berlinale, la tengo y la segunda parte también, las pienso ver y tratar de disfrutar como tú lo has hecho. Esa historia fantástica de vivir el amor con intensidad cuando los tiempos impiden que uno se de tal y cual es ante otra persona, más aún recién conociéndola, es devolvernos la ilusión del romanticismo más puro. Un abrazo.

Mario.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Mario @ Pues sí, todo estaba escrito por guión y llevado milimetricamente. Parece mentira, pero te voy a exponer el caso de forma más sencilla.
¿Tú crees que improvisando en unas secuencias tan largas y tratando temas tan íntimos se consiguiría ese resultado?. Bien es verdad que gestos aparte, que sean de la propia cosecha de los actores y que enrriquecen el conjunto, la verdad es que el guión estaba completamente medido.
Un saludo.

Almu dijo...

Es una de mis películas favoritas! No me canso de verla. Los diálogos entre los dos son geniales, cuantas más veces la veo más matices descubro.
Es realmente recomendable.
La de antes del atardecer no es tan buena, pero se deja ver

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Almudena@ Celebro que te guste. Bueno, sí que es verdad que la segunda parte repite esquema, sorprende menos, pero es buena también.

ROSALÍA. dijo...

Emilio, no la he visto pero me dejas con ganas si dices que tiene un "aurea Especial".
Quería decirte que me gusta encontrar a personas como tú que exponen su opinión argumentando. Estimulas mi intelecto.
Gracias Emilio.

Alis dijo...

Gracias por pasarte :) Tengo otro blog de cine, si te quieres pasar eres bienvenido: hollywoodstrange.blogspot.com

El cine es mi pasión, la fotografía no, pero me encantan las sesiones de los actores/actrices.

Un saludo.

Lígia Guerra dijo...

Amei o seu blog, sou cinéfila de carteirinha, parabéns, é MARAVILHOSO!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Rosalía@ Gracias por pasarte.

Alis@ Gracias por pasarte y muy recomendable tus blogs

Ligia Guerra@ Gracias, no son entradas tan hermosas pero agradezco los piropos.

The Breakfast Lover dijo...

No la he visto, pero tiene muy buena pinta, las películas de Ethan Hawke siempre me gustan, tienen un no se que...Hace poco vi Great Expectations y me encanto.

Marisa dijo...

Interesante blog de cine (trabajo entusiasta en tus análisis) y de fotografía (algunas imágenes de tus últimas entradas son muy buenas). Me quedo por aquí.
Gracias por pasarte por mi rincón.
Un saludo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Lover@ Tiene un no sé qué que que sé yo que yo que sé. Ja, ja. Hawke, un actor de primera.

Marisa@ gracias. Espero que te guste.

eugenialejos dijo...

no la he visto pero tiene muy buena pinta segun lo que cuentas! me la apunto:)

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

eugenialejos@ sí, pinta tiene, aunque lo que importa es lo que os dice a vosotros, no lo que os diga yo.
Un saludo.

Irene Comendador dijo...

Esta peli me encanto en su dia, maravillosa, el guión muy conseguido y la fotografia e interpretación son muy buenas, sobre todo por él
Gracias por pasar por mi casita, compartimos obsesion, el cine me fascina
Saludos y nos vemos

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Irene@ Sí, compartimos gustos, y no es que me vaya lo meloso, pero me encanta lo romántico. Soy un rockero.
Un saludo.

diana moreno dijo...

es que una peli romántica sin discursos ya es un mérito, ya debían hacerle una estatua al director. lo que más me gustó es que es tan creíble, tan bonita, tan anticursi, casi una medicina de hora y pico para los que ya no creemos mucho -o nada- en las casualidades de la vida.
la segunda parte es más desesperanzada, pero qué te digo, a mí me gustó aún más. si cabe.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

diana moreno@ Completamente deacuerdo. Soy de los que me gusta Grease, pero con muchas, muchas reticiencias y ponderando el producto que es. Un saludo.

Cristian Pacheco dijo...

Esta pelicula me encanto en su epoca y sin falta por lo menos una vez al año la sigo viendo, con la misma emocion de antaño.
Un abrazo