sábado, 16 de abril de 2011

CON FALDAS Y A LOCO (Some like it hot)




Bueno, pues yo creo que estamos ante un clásico entre los clásicos , la comedia americana por antonomasia. Es difícil que yo escriba algo más sugerente que otros para animar al personal a ver esta película. Estoy seguro  que la inmensa mayoría o ha visto la película o ha oído hablar de ella. Se me ha ocurrido escribir sobre “Con faldas y a lo loco ” por hacer un homenaje a Tony Curtis, muerto el año pasado.
La cinta es una adaptación de una película alemana “Fanfarria de amor” de la que coge la idea principal del travestismo. Además es un homenaje a todo el cine negro clásico, en efecto está ambientada en la época de la ley seca americana, finales de los años 20, antes del crack de la bolsa del 29. De hecho, la matanza a la  que se hace referencia es la de San Valentín, acaecída en realidad. 


Por empezar de alguna manera, lo haré por Billy Wilder, sino el mejor director de su generación  en lo que a comedia se refiere sí es el que más talento atesora. Ya tenéis varios apuntes de este director en post anteriores como “El crepúsculo de los dioses”. Ya sabemos cómo se las gastaba el bueno de Billy, en  esta entrega veremos cómo se las ve y desea con Marilyn Monroe, a la que pone a caer de un burro por una parte y por la otra, bueno…, por la otra también. Para él resultaba insoportable. Aunque en el fondo la quería. Sabía que era una de estas muñecas rotas que suele fabricar Hollywood. Sabía que era pupila de Lee Strasberg, o al menos iba siempre acompañada de la mujer de este y en cada toma Marilyn le pedía la opinión. Eran íntimas amigas, pero esto exasperaba a Billy Wilder, con lo que un día cansado de tanta tontería, en vez de ser Marilyn la que pregunta, se adelanta este con voz socarrona y aguda, en un tono cabrón “Ha estado bien, miss Strasberg”.


Hay que perdonarle estos pequeños deslices al maestro, puesto que también nosotros nos beneficiamos de ese arranque de acidez y humor negro. Hay más desplantes, pero los contaré más adelante, porque Marilyn Monroe es un mito, una sex-symbol, pero tela, tela, lo que le costaban algunas escenas. Se puede achacar a que por esta época estaba embarazada de Arthur Miller, por eso han tenido que retocar los carteles promocionales, con tal de no denotar la ya incipiente tripa de la actriz. Al final, Marilyn perdió el hijo. Por eso digo, que a veces estas muñecas rotas de Hollywood no tienen una vida tan placentera como desearía cualquiera de nosotros.


El Vienés, Wilder, venía de hacer una serie de películas dramáticas que nos quitaron el aliento y  junto a A.I. Diamond formó un dúo que no ha tenido parangón en la historia del cine a la hora de la elaboración de guiones para películas. Para esta película han usado un humor muy negro, aunque hoy en día no se estila el humor de los años cincuenta, te partes el culo igual, da lo mimo que la hubieses visto diez veces, aún hoy te caes de la silla. Con todos es una película que se codifica bajo la pícara mirada sexual de estos años y hoy ya no se estila. Hoy resultaría vulgar referirse al tema en esos términos.


Los diálogos son electrizantes, desde la presentación de Sugar Kane, el personaje de Monroe, donde Tony Curtis y Jack Lemon hablan del sexo femenino mirando para las piernas de Marilyn que avanzan por el andén con un ritmo muy particular del que Jack Lemon solo acierta a decir – ¡Mira eso!, mira como se mueve. Parece gelatina montada sobre muelles. Como si tuviera un motorcito interno o algo parecido. Es otro sexo completamente distinto -. Después de todo esto, un malintencionado vapor de tren hace estremecer y parar el ritmo del motorcillo.


Es que Paula Strasberg la había enseñado bien, y en pantalla Marilyn aparece espectacular, pero por detrás todo fueron disgustos, mal humor, retrasos. Para empezar Marilyn tenía una escena en el tren con Tony curtis, en la que estaban picando hielo, y tenía que decir una frase que estaba escrita en uno de los cajones que tenía que abrir para coger ropa, con lo cual quedaba perfectamente disimulado. Pues nada, la chica tenía que repetir la escena 59 veces… y no os perdáis cuál era la frasecita, cito textualmente “¿Dónde está el bourbon?”. Otra de sus perlas eran los retrasos, normalmente llegaba a los estudios no menos de dos horas tarde todos los días, a lo que Wilder en un principio montaba un circo, luego ya pasó del asunto directamente. Un día declaró que la actriz solía retrasarse y que ahora la llamaba en Mayo y aparecía en Septiembre. Harto de su tardanza un día le recriminó el hecho y Marilyn se excusó diciendo que se perdió de camino a los estudios. Wilder montó en cólera, - siete años viniendo a los estudios y me quiere hacer comulgar con que se ha perdido, menuda trola – Luego fue peor, porque supo que no le había mentido. Con razón Tony Curtis decía que era una mujer encerrada en un cuerpo de diosa y una mente de una niña de cuatro años.
Que nadie piense que este post sirve para poner a caer de un burro a Marilyn Monroe, me apoyo en datos verídicos vertidos de las anécdotas del gran libro amarillo de Some like it hot. Marilyn, cuidado, que ha sido una niña víctima de abusos sexuales, nunca ha tenido una vida fácil, para empezar perdió a sus padres a una edad muy temprana y siempre ha tenido problemas. Para superar todas esas adversidades hay que tener algo. Para mí es una mujer y una figura admirable. Pero bueno, igual la memorización no era lo suyo, que se le va a hacer.


Con todo, pese a lo mal que lo pudiera pasar Marilyn con el guión, es una obra de arte, de orfebrería cuasi perfecta. Todo en el es aprovechable, desde las mayores mentiras y excusas hasta las mayores casualidades. Me explico, Dos músicos sin trabajo, necesitan ir de viaje y van a alquilar un coche, es la premisa ideal para encontrarse con una matanza en medio de un garaje. Se tienen que camuflar de manera que los gansters no los pudiesen reconocer en la vida, así que se enrolan en una orquesta femenina. De esa forma ya tenemos justificado tocar el tema del travestismo sin miedo a la censura.


Lo bueno que tenía este dúo, me refiero a Wilder y Diamond, es que no dejaban cabos sueltos, no dejaban nada para el azar. Una de las anécdotas más famosas de la película tiene que ver con el guión y el final de la película. Diamond y Wilder trabajaban continuamente depurando el guión… y hasta que no encontraban el giro genial no descansaban. Paradójicamente, la frase más famosa de la película “Well, nobody is perfect” (Bueno, nadie es perfecto) fue la frase que dejaron porque no se les había ocurrido en el tiempo de rodaje otra mejor.


Jack Lemon entró en la producción de rebote, imaginad la película sin Jack Lemon. Pues es verdad, en un principio el papel fue ofrecido a Jerry Lewis, que lo rechazó por el carácter homosexual encubierto de los protagonistas. Desde entonces, cuando se cumple el aniversario de la película, Jerry Lewis, recibía religiosamente en su casa una caja de bombones en agradecimiento por rechazar el papel, firmado Jack Lemon. Jack Lemon comienza con esta película su época de plenitud, se coloca en la cima de su carrera, luego hará "El apartamento", "Días de vino y rosa", con las que se consagraría como actor de comedia, aunque era un fenomenal actor dramático, lo demostró en "Missing". Generalmente, los buenos actores dramáticos, no tienen porque ser buenos actores cómicos, en cambio los buenos actores cómicos son buenos en el drama. Hoy nadie discutiría el protagonismo de Lenon y su magnifica compenetración, pero entonces llevaba las de perder con Lewis. Hoy, mirado desde otro punto de vista, diríamos que Jack Lemon le imparte unas clases de interpretación a Lewis.


Tony Curtis,  es quizás, del trío protagonista,  el que menos se ha mitificado después de tanto tiempo, pero la verdad es que está impresionante. Debemos caer en la cuenta de que antes de él se buscó para el papel a Gary Grant y a Frank Sinatra, más que nada porque en etapas de la película tiene que dar el toque señorial y de gentelman. Pese a su relativa juventud, supo llevar a la perfección el rol de vividor a costa de una pobre doncella impedida en sus brazos como era Sugar Kane (Marilyn Monroe). Mantener el típo con ese monumento delante, aunque para ser justos, con las veces que Marylin tenía que repetir las tomas tuvo tiempo de ensayar y ensayar. Otra de las peculiaridades del personaje que ha tenido que afrontar Tony Curtis, es el hecho de que no doblaba personaje, sino que lo tripicaba al meter por medio al multimillonario playboy hijo del imperio de la petrolera Shell. Hay una frase imperecedera, fruto de la genialidad del dúo de guionistas que hace referencia a la astucia del personaje, se produce cuando Sugar Kane dice "No podré olvidarte, a cada sitio que voy, veo una Shell".
Tony tambié ha tenido problemas con Marilyn Monroe, a saber de muchas escenas en las que ha tenido que soportar un suplicio porque  ella no estaba en el punto justo y el se desesperaba al tener que clavar todas las escenas. La más conflictiva fue la del beso en el barco, en la velada nocturna, cada vez que la repatían a Curtis se le empañaban las gafas como es natural, pero el que es actor sabe que en cada toma tiene que olvidarse de eso de manera consciente y... la verdad, yo comprendo a Curtis, devió de ser un suplicio. El mismo  Curtis llegó a declarar que "besar a Marilyn era como besar a Hitler". Posteriormente desmintió que el huviera dicho tal cosa.


Tony Curtis y Jack Lemon tenían un ligero problema de maquillaje, aparecían verdes en las pruebas de cámara cuando aún se pensaba hacer la película en color, la razón era la excesiva cantidad de polvo que llevaban para tapar en la medida de lo posible sus facciones masculinas. Wilder, espantado por el resultado, se apresuró en cambiar la producción a blanco y negro. El único escollo a salvar era el de Marylin Monroe, que tenía un contrato con la Fox en el que se especificaba que todos  las producciones de la actriz deberían de ser en color, en caso contrario, la actriz tendría la potestad de rehusar aparecer en la película. Finalmente, Billy Wilder logró convencerla porque le dijo que en blanco y negro con esos vestidos iba a quedar espectacular en pantalla, como las grandes divas del Hollywood clásico. Marylin aceptó.
Apropósito del vestuario, Marilyn apareció con unos vestidos ligeros de tela, una circunstancia extraña para la época. Lo cierto es que lució como nunca en pantalla. Hay una anécdota, donde el encargado de vestuario, le toma las medidas de la cintura para el vestido y le susurra al oído a Marylin que Tony Curtis tenía un culito más fino que ella. Ella, airada, se da la vuelta se desabrocha la blusa y le responde: “Él no tiene unas tetas como estas”.
Ya veis amigos no lo podemos tener todo. Como diría Jack Lemon, “Bueno, nadie es perfecto”.

47 comentarios:

Dickson dijo...

Aunque los fanáticos de Marylin suelen enfadarse, tambien creo que era un juguete roto y poco brillante como intérprete, aunque gracias a la repetición de escenas, a su fotogenia espectacular, a ese nosequé que tienen los mitos ó lo que fuera, el resultado de su trabajo siempre quedaba más que aceptable. Por su parte el duo de travestidos Lemon-Curtis da, si no para muchas carcajadas, al menos para muchas sonrisas. Saludos.

Toni dijo...

Fantástica comedia dulce de las que no vemos ya hoy en dia.
En cuanto a besar a Marylin...buff! seguro que también se me hubieran empañado las gafas...jeje.

Salu2

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Dickson@ No en vano, Marylin tenía el mejor profesor de interpretación, o a su mujer, Paula Strasberg, ojalá yo los tuviera. Bueno, tendría que tener también que estar como un queso, ... y es que con Marylin nos derretimos. Un saludo.

Toni@ si tienes razón, con la soloa idea montamos unos baños turcos. Un saludo.

SqSmaravillosa dijo...

Una de las mejores comedias que se filmó jamás en Hollywood. Por ella no pasan los años. Cuando la ví por primera vez me encantó, y hace poco tuve ocasión de volverla a ver, esta vez junto a mis sobrinos e hijos, y quedaron encantados.Cuenta con un tipo de humor intemporal, que sigue causando sonrisas, a pesar de los años pasados.Billy Wilder, uno de los mejores directores que díó el cine de aquella época; el pobre hombre, ya acabó harto de Marilyn en "La tentación vive arriba",pero contó con ella de nuevo, aún sabiendo lo que le esperaba, pues sabía de sobra que ella era el gancho definitivo, que haría de la película una obra maestra. Una excelente dirección, un magnífico guión, y unos intérpretes fabulosos consiguieron que esta pelicula esté considerada hoy en día,como una de las mejores comedias de todos los tiempos. Lo he hecho un poco largo, pero es que por otra parte siento debilidad por Marilyn; ya sé que retrasó el rodaje innumerables veces, que se olvidaba del guión...pero aún así, logró una de sus mejores interpretaciones, y eso teniendo en cuenta su atormentada vida personal, fue todo un mérito por su parte.Un saludo

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

SqSmaravillosa@ ya sabía yo que esta entrada te gustaría a pesar de meterme un poco con el mito. Tienes razón, ha tenido mucho mérito, por eso es mito. El que no tenga sus extravagancias, ni es divo ni es nada. Un saludo.

Pilar dijo...

De esta película, como de Marilyn, se pueden decir muchas cosas, incluso algunas poco agradables a sensibles oídos, pero de ambas cabe afirmar que son algo más que una película o una actriz, porque sencillamente "nadie es perfecto" aunque sea maravillos@.

Un saludo

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Pilar@ Gracias, sabias palabras, se toma nota. Un saludo.

Mario dijo...

Es gracioso y raro pero descubrí la trama de la película viendo una película pornográfica, debo decir que tengo la cinta y no la veo aún pero ya van varias críticas que he leído y se ha vuelto imperioso que lo haga. Excelente tu crítica, sobre las revelaciones de su ejecusión, los errores y faltas de Monroe y la cinta en sí. Un abrazo.

Mario.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Con faldas y muy a loco, como siempre un placer haberme vuelto por tu casa.

Saludos y un abrazo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Mario@ Seguramente, si Wilder hiciese un guión sobre como descubrir una película, seguramente la presentaría de la misma forma. ja. ja. Un saludo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

La sonrisa de Hiperión@ gracias por pasarte. Me alegro de que te hubiera interesado. Un saludo.

Eugenia G. dijo...

Había oído hablar de ella billones de veces pero nunca, nunca, nunca se me había ocurrido verla. Después del perfecto resumen que has hecho de ella, añadiendo anécdotas y tu opinión personal, debo decir que me parece indispensable verla cuando antes, pues tiene una buena pinta magnífica. Si es que con todas las películas que tengo que ver no me va a quedar ni tiempo para mirar otra cosa que no sea la televisión o el ordenador.

Steppenwolf dijo...

Excelente descripción de la película, la has diseccionado de una manera muy amena, incluyendo anecdotas,cotilleos y off the record. Felicidades.
Si hay que votar por alguien, voto por Jack Lemmon, capaz de interpretar comedias ácidas o dramas como nadie. La mezcla con Wilder es genial siempre.(El Apartamento, otra joya)
Saludos.

Lillu dijo...

Me gusta mucho la película pero desconocía todos los entresijos del rodaje y las anécdotas tras las cámaras. Para mí Marilyn supo aprovechar siempre muy bien sus encantos, aunque como actriz creo que no era tampoco nada espectacular.

Buena entrada :)

saluditos

Almu dijo...

Qué decir!
Una de las películas más míticas que hay y una de mis películas favoritas desde siempre.
Realmente es buenísima!! tiene escenas inmejorables, y es que con ese director y esos actorazos no se podía esperar menos!!
Desde luego, para quien no la haya visto, ya está tardando mucho!!
Un saludo!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Eugenia G@ Es una de las películas que agradecerás que te hubieran recomendado. Palabra de honor. Un saludo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Steppenwolf@ coincido contigo, todas las colaboraciones con Wilder de Lemon son geniales, si quereis podeis ver "En bandeja de plata", junto al ácido Walter Mathau, y todas sus películas sucesivas con él. "La extraña pareja", "La extraña pareja otra vez", "Dos viejos granujas" y "Discordias a la carta".
Un saludo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Lillu@ Hay veces que los entresijos que se ven por detrás, dan lustre a lo que se observa en pantalla.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Almu@ Totalmente deacuerdo, nada que objetar.

Cristina dijo...

Es un placer ver esta comedia. Los dos "travestidos" son tremendamente divertidos. Prefiero a Jack Lemon por supuesto, aunque reconozco que Tony Curtis no es santo de mi devoción. respecto a Marylin, resulta muy interesante todo lo que cuentas en la entrada. Ya Mankiewicz comentaba que se retrasaba continuamente y que había que repetir las escenas hasta la saciedad. Sin embargo recuerdo una entrevista con Huston en la que este director hablaba de ella con cierto afecto y la veía como a una víctima de las circunstancias.
Y de Wilder solo puedo decir que conecto con sus comedias, que fue una gran director y que sus colaboraciones con Lemon no tenñian desperdicio.
Un saludo

Fernando R. Genovés dijo...

Nunca es ocioso hablar y escribir sobre "Con faldas y a lo loco" ("Some like it hot"). Le pasa como a todos los clásicos: son un filón que jamás se agota, ni cansa. Visionas esta película una y cien veces, y siempre descubres algún detalle revelador. Siempre lo pasas bomba.

Salucines

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Cristina@ Toni Curtis, será lo que sea, pero en esta película está sembrado. Normalmente en estas comedias de dos principales, uno siempre es el listo, y el otro siempre hace el tonto, generalmente, nos cae mejor el tonto. Lo digo por crear empatía. Gracias y saludos.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Fernando R. Genovés@ Tienes toda la razón siempre te sorprende por algún lado, pero comprenderás que para escribir algo sobre ella y ser creativo, no es fácil. Gracias. Un saludo.

CINEXIM dijo...

Ufffffffffff me ha desaparecido el post que te iba a dejar. En él te contaba lo mucho que me gustaba esta peli, en especial Lemon, lo bien que estaba Marilyn y la gran imitación que hacía Curtis de Cary Grant en las escenas en que se transforma en el rico millonario.

A ver si ahora sí te lo puedo enviar...

Un saludo!!!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

CINEXIN@ No te preocupes, al que más y al que menos, nos ha pasado alguna vez. Encuentro interesante que converjamos en nuestras conclusiones... y un consejo gratis = Yo lo que hago es copiar lo que he escrito por si se me va el texto. Un saludo.

Jesa dijo...

Really lovely blog :)


x, Jesa

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Jesa@ Thanks, is a great honor for me to read these words. Your opinion is important. Thank you very much. See you soon.

Saraiba dijo...

Me encanta esta película!! Es una de las grandes de la comedia. Yo me declaro fan de Jack Lemmon, él está fabulosos en su papel sin menospreciar a Toni Curtis, por supuesto.

Un film que he visto cientos de veces pero cada vez que la vuelvo a ver, me sigue haciendo reir.

Una obra imprescindible para los cinéfilos.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Saraiba@ A mi también me pasa, lo ví un montón de veces y todavía me gusta. Un saludo.

María dijo...

Me alegro de haberte seguido y descubrirte.
Enorme información la que guardas aquí, yo también me quedo, eterna devoradora de información.
Besos.

Marcelo Portuária dijo...

Gracias por tener visitado y seguido el Alfarrabios de Outrora; compronpreendote si en Galego. Congratulaciones por tu sitio e tu trabajo. Las observaciones sobre las peliculas son documentos que pueden valer mucho hasta la historia.

La Guionista Reflexiva dijo...

Jajaja... Buenísima la frase de que "besar a Marylin es como besar a Hitler". Aunque Tony Curtis la desmintiera, es de esas anécdotas que si no son verdad, merecerían serlo.

Excelente entrada para una excelente película.

Saludos.

eugenialejos dijo...

me sonaba pero tu critica e smuy interesante! me la apunto;)

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

María@ Yo también me alegro

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Guionista@ Gracias, me gustan esas anécdotas, porque nos hacen el cine más humano, un saludo.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Eugneialejos@ Es primordial que la visiones, sobre todo tú, que tienes mucha visión estética. Un saludo.

Irene Comendador dijo...

Para mi Marilyn fue una sexsimbol para la sociedad y alguien torturado para la intimidad
Fue una mujer que intento por todos los medios convertirse en una actriz reconocida fuera de su cliché establecido de mujer fatal, intento por todos los medios que se la tomara en serio, hasta hay una entrevista en directo con el que seria su marido, porque lo tachaban de nazi o peor aun
Una pobre mujer que tuvo una vida dificil y que por que la vida es asi de ingrata, ha sido mas reconocida despues de su muerte que durante su vida
¡¡¡Arriba Marilyn Monroe!!!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Irene@ Yo creo que buscar el equilibrio en nuestra vida, es algo primordial. Creo que el problema de Marilyn, que era inestable, fue relacionarse con gente que no la aconsejó bien. Un saludo

Monique dijo...

AMazing film!
I just found your blog!! Happy Easter!! :)


Monique xx

misszuman.blogspot.com

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Monique@ Happy Easter to you too.

efa dijo...

Realmente me sorprenden gratamente los detalles que incluís. Desde el embarazo perdido de Marylin hasta que la idea la sacaron del cine alemán.
Un excelente manual!
vuelvo.
Saludos

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Efa@ Siempre resulta interesante, ver como este espacio es ameno para los amigos. Gracias.

3NRIQ3 EL RETRONAUTA dijo...

Emilio, qué grato haber encontrado tu blog, blog que leeré con detenimiento. El cine me encanta, tengo mis películas favoritas y te haré llegar sus títulos a la brevedad, tal ves coincidamos.

Te saludo y ya sigo tu blog.

Y te comento: Independientemente de todo lo que había en el entorno de Marilyn, lo que conquistó fue la manera que tenía de sonreir con sus ojos.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

3NRIQ3@ Muy bien, se espera por eso, en cuanto a Marilyn, y lo de los ojos cautivadores, era porque tenía miopía, por eso no podía fijar de lejos la vista y tenía la mirada tan perdida. Un saludo.

Javi dijo...

Muy bueno el post; las curiosidades son bastante divertidas. Este Wilder le pegaba a todo y lo hacía prácticamente todo bien; sólo le quedó por hacer westerns jeje Un saludo, Emilio.

J. feat. J. dijo...

Es imposible hartarse de 'Con faldas y a lo loco'. Aunque prefiero 'El apartamento'. Qué maestro Billy Wilder.

Un saludo!!!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

J.feat.J.@ Si yo tueviese que elegir entre dos de Wilder lo tendría difícil... y eso sólo en lo que se refiere a comedia. Me gusta el apartamento porque es muy sibilina y mordaz, algún día hablaré de ella. Pero es que Con faldas y a lo loco, es un desternille continuo, tendrás que reconocerlo, creo. Un saludo, gracias por tu aportación.