viernes, 5 de diciembre de 2008


VIVIR

(Ikiru)

Para mi, la mejor película de Kurosawa y por tanto una de las mejores del cine de todos los tiempos.Quien vea esta película y no sienta que debe hacer algo con su vida es que no tiene corazón. Conmueve y hace reflexionar sobre por qué estamos vivos, su título lo dice todo.Su protagonista hace un papel memorable, lo borda y la manera de relatarlo sobrecoge desde el principio y engancha hasta el final, hay planos que son como un mazazo como el del principio de la película con una radiografía del cáncer que tiene el protagonista o el plano final, y otros que hacen innecesario que los personajes hablen para saber perfectamente qué estan pensando y sintiendo.No tengo palabras para describir esta película ni lo que significa, ninguna crítica sería válida de manera universal, es necesario verla para saber valorarla en todas sus dimensiones, es una película que se saborea en todo su amargor de principio a fin.

Enorme film sobre las miserias humanas realizado por el maestro Kurosawa durante la posguerra japonesa. Desde que falleció su mujer el señor Watanabe lleva muerto por dentro treinta años. Desde entonces no ha realizado nada notable ni se ha preocupado lo más mínimo por el prójimo a pesar de ser el jefe de Obras Públicas en el ayuntamiento. Un cáncer de estómago le da seis meses para hacer algo por la comunidad... y por él mismo.Comienzo memorable dónde el grupo de mujeres es zarandeada de oficina en oficina hasta finalizar de nuevo en el punto de partida. El cáncer estomacal de Watanabe es el vehículo que utiliza Kurosawa para mostrarnos, primero cuando está vivo, la mediocridad en la que se convirtió la vida de Watanabe y segundo, cuando está muerto, el mundo que fue la vida de Watanabe sirviéndose de sus compañeros de trabajo que se muestran tal como son.Creo que el sepelio es la clave de Vivir. Todos sus compañeros y jefes están reunidos mostrándole respeto, y al comienzo de esta larga secuencia disparan dardos envenenados hacia Watanabe porque saben perfectamente que ha sido la única persona que ha realizado algo por la comunidad. Curiosamente, a medida que pasan los minutos y el sake va surtiendo efecto, las loas hacia el personaje van in crescendo. Todo ello moderadamente. Al fin y al cabo, todos saben muy bien que al elogiar a Watanabe muestran su propia mediocridad.Takashi Shimura interpreta de forma magistral su personaje. Pocas veces he visto en pantalla alguién que me pareciese tan honesto, real y mágico como este hombre. Matrícula de honor para él y para Kurosawa. Muy buena.


Gracias, Sensei.


2 comentarios:

Isabel dijo...

Qué chulo es este blog, tengo que pasar a verlo más detenidamente, me ha gustado mucho lo que he visto. Te leeré. Un saludo.

Esta peli es preciosa y triste.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Isabel@ gracias por pasarte. pensé que a nadie le gustaría Kurosawa, te recomiendo que veas también, bueno, en general todo KurosaWa, pero en especial "El infierno del odio", porque los siete samurais y rashomon, ya son conocidas. Creo que también has comentado los sueños de kurosawa, pero no he tenido tiempo. Yo también te comentaré, Un saludo.